Australia canceló nuevamente el visado de Novak Djokovic, que ahora asiste a una audiencia judicial

El ministro australiano de Inmigración, Alex Hawke, volvió a cancelar el visado del tenista número uno del mundo, el serbio Novak Djokovic, ocho días después de que las autoridades de Aduanas le cancelaran la visa. 

«Hoy he ejercido mi poder bajo la sección 133C(3) de la Ley de Inmigración para cancelar el visado del Señor Novak Djokovic basado en razones sanitarias y del mantenimiento del orden por ser de interés público», señaló Hawke en un escueto comunicado, consignó el diario Herald Sun, de Melbourne.

«El Gobierno de Scott Morrison (Primer Ministro australiano) está firmemente comprometido con la protección de las fronteras de Australia, especialmente en relación con la pandemia de COVID-19», dijo Hawke al justificar la medida adoptada después de que el Tribunal del Circuito Federal ordenara la puesta en libertad del tenista el pasado lunes.

Los abogados del deportista apelaron la decisión y, ahora, el número 1 del mundo asiste a una audiencia ante el juez Anthony Kelly, el mismo que lo liberó pocos días atrás

Nick Wood, uno de los abogados de Djokovic, le dijo a la Corte que buscan solicitar una reparación con respecto a la decisión de cancelar su visa, una orden judicial que impida su expulsión de Australia y también una orden para su liberación de la detención como inmigrante. 

Los abogados del ministro de Inmigración, Alex Hawke, acordaron no deportar a Novak Djokovic de Australia hasta que finalicen los procedimientos judiciales o el caso se transfiera a otro tribunal. Stephen Lloyd, que representa al Ministerio de Inmigración, también dijo que Djokovic no sería detenido esta noche antes de la cita con funcionarios de inmigración que será este sábado por la mañana.

Djokovic viajó el 5 de enero pasado a Melbourne con una exención médica que le permitía jugar en el Abierto sin estar vacunado contra Covid-19, aunque luego las autoridades de Aduanas le cancelaron el visado y lo detuvieron hasta que el lunes un fallo judicial le dio la razón del tenista.

El ganador en nueve ocasiones del Open oceánico había declarado que no había viajado en los últimos 14 días previos pero lo cierto es que se había desplazado de Serbia a España, mientras que en su país de origen concedió una entrevista al diario francés L’Equipe sabiendo que era positivo de la covid-19.

El serbio formó parte ayer del sorteo del Abierto de Australia, en donde debería debutar ante su compatriota Miomir Kecmanovic. Ahora, se espera una nueva definición judicial que determinará si el deportista puede estar en la competencia.